"Si un usuario final percibe una mal rendimiento en tu website, su siguiente click probablemente sea en tu-competencia.com"

-- ✍️ Ian Molyneaux

Lo primero es software que funcione. Y cuando hablamos de una web la primera garantía debe ser la existencia y la descarga rápida de contenido relevante.

Todo lo demás vendrá después. Paro si el usuario no encuentra rápido lo que busca... entonces si puede se irá, y si no puede irse estará a disgusto. Ninguna de las dos situaciones es deseable.

Pero, afortunadamente, es muy sencillo realizar unos primeros test que garanticen estos aspectos tan básicos de nuestros sistemas.

La herramienta que os propongo utilizar es Puppeteer. Aunque todo se puede realizar con otras como Cypress o Playwright. La primera la usaremos para pruebas más funcionales, y la segunda es muy reciente y habrá que darle algo de tiempo...

Lo interesante no es el software que usemos, sino tener claro cual es el objetivo de la prueba. Que en este caso es tremendamente simple.

  • ✅ Garantizar que una ruta existe.

  • ✅ Comprobar que el contenido es el esperado.

  • ✅ Validar que sus métricas entran en un rango esperado.

Son casi pruebas de humo para comprobar que algo no arde nada más enchufarlo. Pero por su simplicidad para implantarlas y su coste tan asequible de ejecución son la primera recomendación que puedo dar a un web tester.